PREGUNTAS FRECUENTES.

 

¿Quién puede someterse a la prueba del polígrafo?

Cualquier persona que dé su consentimiento expreso puede someterse a la prueba del polígrafo. Los menores de edad necesitarán, además, del consentimiento de sus padres o tutores. 

¿Los nervios influyen en los resultados del polígrafo?

No. El estado anímico de la persona no altera el resultado de la prueba. Cualquier persona que se somete al polígrafo se siente nerviosa en mayor o menor medida. El nerviosismo es una prueba evidente de que se está vivo, y el polígrafo mide la concreta y específica reacción fisiológica de una persona cuando está mintiendo, independientemente de su estado de ansiedad por otras causas.

¿Quién establece las preguntas en un examen?

Siempre es el poligrafista ajustándose a los formatos de exámenes validados por la American Polygraph Association. El poligrafista, atendiendo a las preferencias del cliente, determinará el número de preguntas así como su correcta redacción.

¿Se conocen previamente las preguntas de la prueba? 

Sí. El examinado conocerá y comprenderá todas las preguntas antes de responder a ellas. No habrá lugar a interpretaciones ambiguas.

¿Una vez iniciada la prueba se puede negar el evaluado a su continuación?

Sí. De hecho el examinado firma un documento accediendo a tomar voluntariamente la prueba, y en el mismo, se le informa que puede negarse a continuarla en cualquier momento del proceso.